Con unidad, enfrentaremos las dificultades en el país: Roberto Carlos López

         Poder Legislativo conmemora el Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos  

·         Congreso declara como Beneméritos del Estado, a los diputados representantes de Michoacán en el Constituyente 1917

Morelia; Michoacán, 05 de febrero de 2017.-  La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ha cumplido durante un siglo con la tarea de unir a los mexicanos y de favorecer la estabilidad social, al garantizar respeto absoluto a las libertades; pero a pesar de ello la nación tiene grandes conflictos, por lo que es momento de desenterrar de nuestro suelo la corrupción, el abuso, la arbitrariedad e impunidad, a través de consensos y patriotismo para sacar al país de la difícil situación en la que se encuentra, señaló el diputado Roberto Carlos López García durante la Sesión Solemne Conmemorativa del Centenario de la Constitución de 1917.

En la sesión que contó con la presencia de los tres Poderes de Gobierno, el diputado Pascual Sigala Páez al declarar como Beneméritos del Estado, a los diputados representantes de Michoacán integrantes del Constituyente, hizo un llamado a retomar los grandes principios que fueron plasmados en cada una de las palabras que componen la Constitución Mexicana, para hacer con mucha dignidad y respeto el trabajo que nos corresponde a cada uno de nosotros.

El diputado López García, Presidente de la Comisión Especial del Centenario de la Constitución de 1917, en su intervención como orador oficial manifestó que actualmente vivimos tiempos muy complejos que demandan unidad, sin perjuicio de las divergencias, pero que no deben ser motivo para minar las bases jurídicas, políticas y económicas de la nación. Para resolver las diferencias políticas internas tenemos mecanismos e instituciones que sin ser perfectos, permiten la participación democrática que propicia paz social que debemos cuidar con esmero, para que no se repitan los tiempos previos a 1929, cuando el levantamiento, la revuelta, la asonada y el cuartelazo eran la única vía de acceso al poder político.

Asimismo, destacó que sin la Constitución no habría sido posible el progreso que México ha tenido, de la libertades de las que hoy gozamos; así como el reparto agrario; la salud que el Instituto Mexicano del Seguro Social y el ISSSTE han proporcionado a millones de trabajadores; las redes carreteras que permiten llegar a nuestro destino de forma más rápida y cómoda; el agua que llega hasta nuestros hogares; los drenajes que contribuyen a que tengamos un ambiente más limpio y sano; la energía eléctrica que ilumina nuestras casas y calles; las instituciones educativas públicas y el libro de texto gratuito; y las conquistas laborales, que defendieron los derechos de los trabajadores.

Puntualizó, que la Carta Magna ha sufrido muchas reformas, y resaltó la realizada en 2011, con la cual el Capítulo I cambió de llamarse Garantías Individuales a denominarse De los Derechos Humanos y sus Garantías.

López García, hizo un llamado a echar mano de las experiencias que a los largo de la historia se han presentado, con el fin de evitar que a nuestra Nación la desangren los poderosos intereses que la acechan, y eludir los zarpazos de las ambiciones imperialista ahora vestidas de globalización.

De igual forma, precisó que en la defensa de los intereses de Michoacán y de los mexicanos, el Gobernador del Estado y el Presidente de México jamás estarán solos. Reiteró que sólo unificados podremos enfrentar los desafíos que nos plantea un populista locuaz que pretende sembrar división e incertidumbre en la República.

Finalmente, se pronunció por el respeto y la tolerancia a la pluralidad de ideas y creencias que defiende nuestra Constitución, porque se dijo convencido que de ellas y de la libre y honrada discusión de los asuntos que a todos interesan, surgirán las soluciones que como la luz de un faro guíe nuestras acciones, para que en medio de la oscuridad del océano y de la confusión provocada por la tormenta, podamos llegar y permanecer seguros en nuestro puerto patrio, donde el trabajo que todo lo vence, y la convivencia pacífica y solidaria que mandata nuestra Carta Magna, sean el motor que impulse el desarrollo individual y colectivo que todos anhelamos.

Comentarios

comentarios