En Michoacán ya es un delito grave el feminicidio: Rosa María de la Torre

       Aumentan las penas de 40 a 50 años de prisión por este delito

·         Esta reforma permitirá combatir de manera frontal esta problemática que afecta a las mujeres

Morelia; Michoacán, 15 de febrero de 2017.-  Ante la creciente ola de violencia contra las mujeres en Michoacán, fue necesario aprobar penas más severas para quienes comenten el delito de feminicidio en la entidad, que permitan frenar esta situación desde el ámbito legislativo, señaló la diputada local del PRI, Rosa María de la Torre Torres.

Lo anterior, tras exponer su voto a favor del proyecto de Decreto que reforma los artículos 120 y 122 de Código Penal para el Estado de Michoacán, para aumentar de 40 a 50 años de prisión por este delito.

Recordó que anteriormente la pena máxima para este tipo de delito era de 40 años al equipararlo a un homicidio calificado, por lo que ahora, con el dictamen aprobado se castigará hasta con 50 años de pena privativa de la libertad a quien cometa feminicidio.

Esta reforma se desprende de una iniciativa que presentó la diputada Rosa María de la Torre hace un año, por lo que agradeció a la Asamblea Legislativa, el respaldo a la misma.

En la máxima tribuna del estado, Rosa María de la Torre, señaló que el tema del aumento de las penas contra el delito de feminicidio debe verse como una medida que permita revalorizar el papel de la mujer en la sociedad; así como cuestionar este fenómeno que se ha manifestado en la constante cosificación, invisibilidad y menosprecio hacia la figura femenina.

En ese sentido, expuso desde la máxima tribuna de la entidad, que el aumento de la pena contra el delito de feminicidio, se propuso como medida que apela a la concientización de la sociedad.

“En la medida que estemos concientizados del daño de cualquier manifestación de violencia, podemos canalizar la atención debida y las mejores acciones para combatirla y erradicarla”, apuntó la también doctora en Derecho Constitucional.

No sobra decir una vez más, agregó, que la manifestación de extrema violencia contra las mujeres es el feminicidio, y de todos los tipos de violencia que refieren las leyes y los tratados internacionales, el feminicidio es sólo “la punta del iceberg”.

Recordó que los altos niveles de violencia contra la mujer en México son al mismo tiempo consecuencia y síntoma de la generalización de la discriminación y la desigualdad por motivos de género y muestra clara de la desvaloración de que está siendo objeto la mujer.

En respuesta a ello, “estamos votando una medida que castigue con un mayor severidad, en los casos de este crimen”, añadió.

Afirmó que el problema del feminicidio no se reduce a quien ejecute el acto de matar, sino también a toda la estructura y procesos que la posibilitan.

Al respecto, la diputada local expuso que  la violencia de género va más allá de la realización de una acción de daño a un determinado sector de la población, las mujeres.

Finalmente, De la Torre Torres, indicó que los alcances y repercusiones de esta violencia a las mujeres van en detrimento de toda la sociedad, ya que no son sólo cifras como las que dio a conocer, sino también “son realidades que requieren de nuestra acción y atención”.

Comentarios

comentarios