INADMISIBLE QUE GOBIERNO DE LA REPÚBLICA NO TENGA ESTRATEGIA INTEGRAL PARA ATENDER LOS EFECTOS DE LA POLÍTICA MIGRATORIA DE TRUMP

*Los gobiernos locales son los primeros en recibir las demandas de los mexicanos que ya están regresando al país, sostiene Víctor Báez.

Morelia, Mich., a 23 de febrero de 2017.- Los efectos negativos de la política migratoria de Donald Trump se presentará sobre todo en los gobiernos locales, ante ello, se torna necesario que el gobierno de la república implemente una estrategia integral para atender esta problemática, consideró Víctor Manuel Báez Ceja, coordinador y vocero de la Coordinadora Nacional de Autoridades Locales (CNAL).

En conferencia de prensa ofrecida en esta capital, el alcalde de Pátzcuaro aseguró que son los gobiernos locales los “primeros receptores de las demandas de los mexicanos que ya han comenzado a llegar al país”, en consecuencia, sostuvo, resulta “inadmisible que el gobierno de la república no tenga una estrategia de atención integral”, pues este fenómeno no sólo significará presiones en materia de empleo y servicios públicos básicos, sino que también “podría convertirse en un detonante de otros fenómenos como la inseguridad o la descomposición del tejido social”.

Asimismo, señaló, resulta inaudito que esta sea una coyuntura que, con la salvaguarda de una falsa “Unidad Nacional”, sirva para relanzar la imagen de un gobierno federal prácticamente inexistente y que por la vía de los hechos ya ha concluido su mandato dedicándose únicamente a la operación electoral.

Por eso, los gobiernos locales de izquierda demandan la construcción de una política industrial y de desarrollo del campo que privilegie los intereses nacionales, anteponiendo el crecimiento del mercado interno, el consumo de bienes y el empleo de fuerza de trabajo provenientes del país.

Además, una estrategia emergente que permita reducir el gasto corriente del gobierno federal al menos en un 10 por ciento, lo que significaría, según cifras del 2016 a más de 200 mil millones de pesos y alrededor de un punto porcentual del Producto Interno Bruto, recursos que podrían ser recanalizados a la reactivación de sectores de la economía intensivos en el uso de mano de obra como la construcción o el agro.

Báez Ceja sostuvo que se deben llevar a cabo una demostración real de medidas de autoridad del gobierno de la república a través de las llamadas “medidas espejo”, como puede ser la exigencia de visas a los norteamericanos que deseen entrar al país o el cobro de impuestos a la repatriación de ganancias de las compañías estadounidenses que operan en territorio nacional.

Finalmente, insistió en que la administración actual está obligada a presentar al país una serie de medidas emergentes y de largo plazo para poder hacer frente a lo que podría ser un histórico viraje en la relación que hemos construido con el vecino del norte.

Comentarios

comentarios