Pueden provocar crisis asmáticas Ácido acetilsalicílico y analgésicos antiinflamatorios

Ciudad de México.- La enfermedad respiratoria exacerbada por ácido acetilsalicílico es un padecimiento crónico que afecta toda la vía respiratoria y al sistema inmunológico. Se presenta cuando la persona es intolerante a esta sustancia activa, por lo que al consumirla puede desencadenar un episodio asmático muy severo. Así lo señaló el médico especialista adscrito al Departamento de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Marcos Alejandro Jiménez Chobillon, quien destacó que varios estudios indican que estos pacientes también muestran susceptibilidad a los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos.

 

 

Explicó que al principio la persona presenta una rinosinusitis que consiste en la inflamación de la nariz y los senos paranasales. La inflamación de la mucosa nasal produce crecimiento de tejido inflamatorio que lleva a la formación de pólipos nasales, que obstruyen la nariz al limitar la respiración y ocasionan la pérdida del olfato. Aunado a estos síntomas, precisó el especialista Jiménez Chobillon, aparecen cuadros de asma, patología por medio de la cual los bronquios se inflaman y se contraen. Indicó que para descartar que esta sintomatología se derive de la susceptibilidad al ácido acetilsalicílico o analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, es recomendable que los enfermos acudan con un especialista, ya que hasta una quinta parte de las personas con asma podría estar afectada por la intolerancia a dichos fármacos.

 

 

 

Precisó que la enfermedad suele iniciar en personas que se encuentran en la tercera década de la vida, quienes refieren comenzar con un catarro crónico, nariz tapada y mucosidad. Después, pueden aparecer los cuadros de hiperreactividad bronquial Informó que el INER cuenta con una clínica especializada donde se brinda tratamiento para esta patología. Esta unidad médica es la primera en su tipo. Hasta el momento, ha diagnosticado a más de 500 pacientes con dicha enfermedad, brindándoles los tratamientos más adecuados.

 

 

Mencionó que lo primero que permite controlar los cuadros asmáticos, es el uso de esteroides inhalados y broncodilatadores, y para los pólipos nasales se recomiendan lavados nasales y esteroides tópicos. Sin embargo, puntualizó que, si no hay mejoría, se deberá practicar la cirugía para eliminar los pólipos nasales. Ello, permitirá al individuo recuperar su función respiratoria. Una vez que se tiene la certeza de que se trata de enfermedad respiratoria exacerbada por ácido acetilsalicílico, al paciente se le prohíbe el consumo de esta sustancia activa y de antiinflamatorios no esteroideos.

 

 

 

Asimismo, se les sugiere evitar la ingesta de alimentos como: uva, curri, almendras, pasas, frambuesas, manzana, naranjas, durazno, chabacano, cereza, limón, melón y pepino, entre otros, por su alto contenido de salicilato (compuesto similar al ácido acetilsalicílico).

Comentarios

comentarios