Sigala y Adriana Hernández coinciden en reactivar el campo michoacano

Recibió Pascual Sigala un reconocimiento por su actividad legislativa en favor del agro en la entidad

Morelia; Michoacán, 23 de febrero de 2017. –  Urge reactivar al campo michoacano y al sector agropecuario de la entidad, así como cambiar las políticas públicas para que se beneficie y abone a su revitalización, manifestó el diputado Pascual Sigala Pez, Presidente del Congreso del Estado, durante la ceremonia de celebración de Día del Agrónomo.

En la ceremonia en donde la Federación Agronómica de Michoacán entregó al diputado Pascual Sigala un reconocimiento por su destacada actividad legislativa en favor del agro michoacano, se contó con la presencia de Silvano Aureoles, Gobernador del Estado; Adriana Hernández, diputada Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado; Alfredo López Valdovinos, Presidente de la Federación Nacional Agronómica; David Alvizo Covarrubias, Presidente de la Federación Agronómica de Michoacán; así como Jaime Rodríguez López, Delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA); y José Sergio Barrales Domínguez, Rector de la Universidad Autónoma de Chapingo.

En este contexto, Sigala Páez quien de profesión es Ingeniero forestal con especialidad en economía y ordenación de bosques por la Universidad Autónoma de Chapingo, precisó que desde las trincheras del Poder Legislativo se han impulsado diversas acciones como la reciente reforma que se realizó a la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable, para que las zonas afectadas por incendios accidentales o provocados no sean destinadas para actividades agropecuarias, ni se conceda el cambio de uso de suelo durante un periodo de 20 años.

Destacó que dicha reforma que de la cual fue uno de sus impulsores, fue motivada por la creciente desaparición de los bosques en la entidad a causa del crecimiento de la superficie destinada al cultivo de productos como el aguacate y a la urbanización.

Asimismo, destacó que la situación en México en la materia es alarmante, ya que la deforestación y degradación de ecosistemas forestales han sido continuas, con una perdida anual estimada de 700 mil hectáreas.

Finalmente, señaló que aunado a lo anterior, el campo mexicano y en particular el michoacano se ha caracterizado por lo menos desde hace medio siglo, por la gran expulsión de mano de obra migrante,  acción que de manera desafortunada se ha visto agredida por el cambio de mandatario del vecino país del norte, quien ha cambiado sus políticas en la materia, por lo que hizo énfasis en la necesidad de fortalecer el campo michoacano y evitar el desplazamiento de los connacionales. 

Comentarios

comentarios